La volatilidad puede ser tu aliada

Alzas de martes, incertidumbre de miércoles
El instrumento para quitar la volatilidad
Cómo funcionan los futuros
El boom en estos dos años
Especulación y cobertura
Nuestra cartera de M5M (PRO)
Lo que necesita el Merval (PRO)

0:25| Ayer subió, pero hoy…

Atrás parecen haber quedado los días de nerviosismo y aversión al riesgo por parte de los inversores. Wall Street cerró con su segunda suba consecutiva en dos días de negociaciones en esta semana. En esta ocasión, el alza llegó a 0,3% en promedio, contagiando al resto de los mercados.

En Argentina también fue un día de subas, superiores al 2%, pero el volumen negociado tiene que mejorar para que sea creíble.

Volviendo a Estados Unidos, llama la atención la fuerte caída de la volatilidad (Índice VIX) luego del salto de mediados de febrero. Los inversores parecen haber dejado atrás lo peor, aunque se respira una tensa calma.

Hoy nos espera un día de mercado difícil, ya que ayer a la noche renunció el principal asesor económico de Donald Trump, Gary Cohn, en discrepancia con los aranceles a las importaciones de aluminio y acero que se anunciarán en breve. Los futuros de acciones norteamericanas caen el 1% a esta hora.

Pero volvamos a la volatilidad, ya que me gustaría hablar de uno de los instrumentos disponibles que el inversor tiene a su disposición para limitarla en algunos activos o, incluso, sacar provecho de ella…

0:55| Domando la incertidumbre

¿Qué característica tienen en común el precio de la soja cosechada en el país en la actualidad, el valor de la lana elaborada a principios del siglo XIX y el costo del arroz producido en Japón en 1690? La volatilidad.

Las fluctuaciones en los precios de los productos agropecuarios no es algo nuevo, afectaron a todos los productores de materias primas a lo largo de la historia.

Por eso, comerciantes en Osaka, Japón crearon a principios del siglo XVIII un moderno sistema de comercialización que permitía cubrir el riesgo causado por la variación en el valor del arroz: los contratos de futuros.

Los contratos de futuros son instrumentos que implican la entrega de un activo especifico por parte de un vendedor a un comprador, a un precio preestablecido y en un momento dado del tiempo. Es decir, el vendedor del acuerdo se compromete a entregar un bien a un comprador en una fecha futura determinada a un precio decidido al momento de la escritura.

En un contrato de futuros se especifica el activo que se comercializará, el precio al cuál se realizará la transferencia y la fecha en la cual se realizará la operación.

Hoy los contratos de futuros se negocian en todo el mundo, alcanzando no solo a las materias primas, sino también a los activos financieros. Y cumplen dos funciones importantes:

1- La Cobertura.
2- La Especulación.

1:30 | Cómo acceder a los futuros desde Argentina

En Argentina existen dos plazas de futuros en funcionamiento: el Mercado a Término de Rosario S.A. (ROFEX) y el Mercado a Término de Buenos Aires SA (MATBA).

En el primero se negocian futuros de dólar, oro, petróleo, materias primas y del índice Merval, entre otros, mientras que el segundo se especializa en bienes agrícolas (soja, maíz, trigo, girasol y sorgo).

Años atrás, estos contratos eran negociados solamente por productores agropecuarios que trataban de quitarle incertidumbre a su negocio, poniendo un precio cierto al dólar al precio de su mercadería producida. Sin embargo, el juego se abrió bastante al inversor minorista, donde muchos utilizan también estas herramientas con fines de cobertura o especulación.

Para acceder a estos mercados tenés que abrir una cuenta comitente en un agente habilitado para concretar operaciones, no todas las sociedades de bolsa pueden concertar estos contratos. El listado completo de brokers en Rofex podés verlo acá.

2:15| Más crecimiento a la vista

Así como ayer te conté sobre el interesante crecimiento que tuvieron los Fondos Comunes de Inversión (FCI) durante la era Cambiemos, los mercados de futuros tampoco se quedaron atrás.

A medida que los inversores entienden las virtudes que tienen la firma de contratos de futuros y cómo sacar provecho de ellos, los volúmenes negociados aumentan.

El siguiente gráfico muestra la cantidad de acuerdos realizados por año en el mercado argentino:

Durante los últimos tres lustros hubo un incremento sustancial en los contratos firmados. En 2017 se realizaron aproximadamente 150 millones de contratos, de los cuales el 99% pertenecen a acuerdos de dólar.

El número de 2017 duplica al valor obtenido en 2015, cuando se escrituraron 75 millones de contratos en el año.

3:10| Cómo “ganar” con contratos a futuro

Desde la perspectiva del inversor minorista, la concepción de cobertura es muy fácil de entender, sobre todo cuando hablamos del dólar.

Por ejemplo, supongamos que existe mucha incertidumbre cambiaria. Adicionalmente uno tiene una inversión en pesos a un determinado plazo o tiene una obligación en dólares a pagar en el futuro. Si uno tiene alguna intranquilidad sobre el tipo de cambio, puede comprar un contrato de dólar futuro para “congelar” el precio. Así cerraron estos futuros ayer:

Pero también uno puede especular, con la suba o baja de algunos activos que no cotizan directamente en la Bolsa argentina, como ser el Petróleo, Soja u Oro, o incluso apostando a alza o la baja de las acciones argentinas mediante futuros del índice Merval.

Lo interesante de los futuros es que uno no necesita poner todo el dinero equivalente al contrato que compra, sino que deja una garantía equivalente al 20% del total aproximadamente.

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>