¿Lebac o Lete en dólares para combatir la corrida?

  • El desacople no deseado
  • Golpes difíciles de asimilar
  • El rol del BCRA
  • La carta de Sturzenegger
0:20| Desconectados del mundo

Desacople es una palabra que empecé a escuchar mucho durante mis primeros años en los mercados. En los momentos previos a la crisis económica de 2008, que tuvo su epicentro en Estados Unidos, los analistas enfatizaban sobre la teoría del desacople para las economías emergentes respecto el mundo desarrollado.

Muchos sostenían que la mayor solvencia fiscal, el bajo endeudamiento y el elevado crecimiento evidenciado en los países emergentes era suficiente para avisorar que estas economías podrían sentir menos los coletazos de la crisis que se estaba gestando en las economías desarrolladas.

Efctivamente ocurrió, con las economía más grandes de la perfieria, como India y China, que soportaron mejor los peores momentos de la recesión global.

Ayer la palabra desacople vino nuevamente a mi cabeza, pero no fue por nada agradable lamentablemente. Gracias a la incapacidad de nuestra dirigencia política de distinguir entre lo relevante para el país y lo que no lo es, el mercado bursátil local tuvo un desacople con el mundo como pueden ver a continuación:

Mientras que el mundo fue una fiesta bursátil en el día de ayer, la Bolsa porteña fue en dirección contraria. Y la baja podría haber sido mucho peor de no ser que la suba del dólar permitió que muchos papeles de importancia en el índice cayeran menos en pesos que lo que estaban mostrando los ADRs en el exterior.

Pero eso no fue todo…

1:45| Los otros golpes 

La Bolsa fue uno de los contagios del malhumor de los inversores con Argentina, en un contexto de clara vulnerabilidad por la continua pérdida de desconfianza.

La insólita muestra de demostración política de todo el Congreso de la Nación respecto a las tarifas de luz y gas es una señal adicional de que la inseguridad jurídica sigue siendo una constante en nuestro país, con el aliciente de querer sacar provecho político cortoplacista con este tipo de movidas.

El golpe a las acciones de las empresas del sector ha sido realmente grande e importante, pero también hemos tenido consecuencias importantes sobre el tipo de cambio y las tasas de interés en un contexto de aceleración de la inflación.

2:20| El Banco Central muestra su poderío 

Ayer fue otro día de importantes movimientos y presiones en nuestro mercado cambiario. Se verificó un desarme importante de posiciones en lebac que tenían fondos extranjeros para volver a la moneda de origen, el dólar, lo que obligó al Banco Central de la República Argentina a intervenir nuevamente.

En el transcurso de los últimos dos días, la autoridad monetaria destinó más de US$ 2.400 millones para evitar la escalada del dólar, algo que logró el día miércoles, pero no el jueves. De esta manera, el billete cerró en su máximo nivel histórico a las puertas de los $ 21.

¿Es malo que suba el dólar?

En términos de la competitividad, claramente NO. Sobre todo, porque estamos atravesando semanas en donde la gran mayoría de las monedas emergentes están bajando contra el dólar y además en Argentina estamos viendo una apreciación del tipo de cambio real producto de la aceleración inflacionaria.

Sin embargo, el gran problema de esto es la inercia inflacionaria que arrastra la mayor depreciación del peso contra el dólar.

3:00| La otra arma de Sturzenegger

Desde el miércoles, el presidente del BCRA decidió enfrentar a la política, la misma que le había puesto los límites el 28 de diciembre pasado, aplicando una segunda herramienta para controlar la fuga de capitales: aumentó la tasa de interés.

¿Cómo lo hizo…?

El BCRA intervino fuerte en el mercado secundario de las Lebac, llevando al nivel de tasas de interés anuales por encima del 28% anual. Para ello, vendió estos instrumentos por debajo del precio de cierre, aumentando implícitamente el rendimiento que ofrecían.

De esta manera se busca desalentar la salida de dólares que pueda tener una implicancia mayor en la aceleración inflacionaria y en la pérdida de reservas del BCRA.

Ante esta coyuntura, ¿qué hacemos?

 

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>