¿Se activó la bomba tecnológica?

  • Haciendo memoria
  • ¿Se terminó la fiesta?
  • El temor del diamante
  • La única verdad es la realidad

0:20| La historia te condena

Hacía 20 años se originaba una de las burbujas más importantes de la historia en los mercados bursátiles: la crisis de las punto-COM.

Se trataba de la fundación de un grupo de empresas ligadas al rubro de internet considerado como un negocio “ultra rentable” para la época, donde cada empresa que salía a cotizar en la bolsa hacía millonarios a los inversores especulativos.

Las bajas tasas de interés hacían que los proveedores de estas empresas se endeudaran para poder tener la infraestructura necesaria y desarrollar así su modelo de negocios.

El “boom” de invertir en estas empresas las llevó a tener una capitalización bursátil tan exagerada y fuera de la realidad, que en un momento dado la burbuja “se pinchó”.

Si bien hubo inversores institucionales que tuvieron la cautela suficiente como para moverse rápido, la mayor parte de los inversores había caído en la trampa de la burbuja especulativa.

Muchos analistas piensan que hoy en día puede darse una situación similar a partir del crecimiento del Índice que contiene las empresas tecnológicas más importantes del mundo: El Nasdaq.

1:45| Se encienden las alarmas

El Nasdaq no ha quedado al margen de la fuerte volatilidad que han sufrido los mercados durante las últimas jornadas, pero hay razones para pensar en la posibilidad de una fuerte corrección.

Son varios los puntos que han generado un “combo explosivo” para llegar a pensar en esa hipótesis, podríamos citar los siguientes:

1- La Tasa de interés de la FED ha superado la barrera psicológica del 3% por primera vez en más de 4 años, lo que genera resistencia en la expansión de la liquidez en el mercado de renta variable.

2- Las repercusiones de la demanda recibida por Facebook (FB) ha originado un signo de pregunta en los inversores por la implementación de nuevas medidas tendientes a controlar la privacidad de los datos de los usuarios a todas las empresas tecnológicas.

3- La Unión Europea insiste en la aplicación de un “impuesto digital” de alrededor del 3% de los ingresos de las empresas, con lo que se recaudaría entre EUR 5.000 y EUR 6000 millones anuales.

4- Las cotizaciones han crecido exponencialmente en los últimos años y llegaron a un punto tal que los inversores temen por posibles sobrevaloraciones.

5- El sentimiento del mercado se ha tornado “bajista” en el corto plazo, y la evidencia no solo se remonta a que muchos inversores están vendiendo sus posiciones, sino también al aumento significativo de los contratos PUT sobre el ETF PowerShares (QQQ) que replica el movimiento del Índice.

2:20| Una figura emblemática

Cuando estudiaba “Análisis Técnico” en la Universidad, había una figura chartista que realmente me llamó mucho la atención y me nombraron una frase muy conocida: “Cuando tengas momentos difíciles recuerda que los diamantesse forman bajo presión”.

Justamente la coyuntura actual está presionando de tal manera al Índice Nasdaq, que ha generado la conformación de este patrón inusual llamado “Diamante” o “Rombo”.

El Diamante aparece de manera esporádica y por lo general al finalizar una tendencia alcista, con implicancias claramente bajistas en el corto plazo sugiriendo un cambio brusco en la tendencia principal. Pese a que no siempre tiene una forma regular y perfecta, suele ser la suma de un triángulo invertido seguido de un triángulo simétrico.

Más allá de esto, la teoría no habla de efectividad o probabilidad de ocurrencia, pero nos enseña a interpretar qué puede llegar a pasar en el caso de que la formación quede establecida completamente en un gráfico.

Entonces, veamos cuáles son las dos alternativas:

1- Si los precios caen debajo de la línea de soporte del diamante, habilitaría una fuerte caída de los precios en el corto plazo, que se confirmarían con el aumento del volumen negociado y los objetivos de baja replicarían la altura de la figura.

2- Si los precios suben y superan la línea de resistencia del diamante, quedaría invlidado el patrón con una probable y leve recuperación de los precios en el corto plazo.

Será muy interesante ver cómo se resuelve esta formación, cómo actuará el volumen y qué reacción tendrán los precios a partir de allí.

3:00| Los números hablan por sí solos

En relación con ese “combo explosivo” que amenaza con las valuaciones del Nasdaq, me gustaría hacer algunas observaciones:

En primer lugar, la aceleración repentina de la tasa de interés de los bonos americanos es una variable conocida por el mercado, en un proceso iniciado hace tres años para quitar el excedente de liquidez. Con lo cual si no hay cambios bruscos en la política de tasas no debería influir en la tendencia alcista principal de largo plazo, porque llevará años terminar con la hiper liquidez.

En segundo lugar, en referencia a las multas recibidas por la red social Facebook (FB), el nuevo sistema de controles de privacidad y los posibles impuestos que graven sus ingresos, son sucesos temporales que no deberían afectar en gran escala el rendimiento general de los negocios.

En tercer lugar, los balances de las empresas demuestran que la relación entre el aumento de la capitalización bursátil de las compañías y el consistente aumento de sus ingresos es totalmente compatible.

A diferencia de la “crisis sub-PRIME”, la realidad en 2018 demuestra que estas empresas tienen un negocio estable, con márgenes operativos cada vez más sólidos y generación constante de efectivo.

En tercer lugar, tengamos en cuenta que las FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) han duplicado el rendimiento total del Nasdaq en los últimos años, y son las empresas que se mantienen en la cima de la innovación y el desarrollo.

En algún momento la bomba va a estallar, pero creo que para eso aún falta mucho tiempo.

 

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>