Las señales que estábamos necesitando

El lunes arrancó como había finalizado el viernes: profundización de la caída de las acciones y de los bonos en sus paridades en dólares. Sólo había un rasgo distintivo: el dólar no subía en Argentina a pesar de que en la región se verificaba una fuerte depreciación cambiaria.

El peso mexicano perdía más de 1% luego del triunfo del “izquierdista” Andrés Manuel López Obrador, aunque luego moderó la baja, mientras que el real brasileño perdió casi 1% para cerrar por encima de los BR$ 3,90 por dólar.

Es cierto que en Argentina el dólar había subido extremadamente fuerte, pero en un clima de fuerte viento de frente para los emergentes no era algo demasiado raro que el peso argentino podría haber seguido ofrecido. Esa fue la primera señal positiva del día.

Las horas transcurrieron con un escenario que continuaba sombrío para las acciones y los bonos locales, sin encontrar un piso determinante. Es cierto que el volumen negociado continuaba siendo relativamente pequeño pero el escenario internacional no ayudaba demasiado, con Wall Street cayendo por los temores a la intensificación de la guerra comercial.

Sin embargo, cerca de las 13hs, el dólar profundizó su caída. Fue luego de que se filtraran algunas reflexiones del ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en una conference call que mantuvo con los principales bancos de inversión del mundo.

Allí, el ministro habría confirmado:

 

1. Argentina no emitirá nueva deuda en el exterior hasta, al menos, 2020.

2. El país no piensa imponer ningún control a la libre movilidad de capitales.

3. No se piensa en ningún impuesto al turismo.

4. Se estima que el déficit de cuenta corriente de este año pasará del 5% del PBI al 3%, producto de la devaluación que desestimula las importaciones y los viajes al exterior.

5. Se continuará con el recorte de subsidios energéticos: 0,4% del PBI este año y 0,6% el año próximo.

6. Para 2019, se recortará 0,6% del PBI los gastos de capital (obra pública).

El dólar mayorista cayó 2,2% en el día, para cerrar en $ 28,24. Esa fue la señal positiva número 2.

Pese a esto, todavía no era momento de comprar acciones. Fueron los bonos los que dieron la tercera y más poderosa señal de compra. La semana pasada insistí en que necesitábamos la estabilización de los títulos públicos para estar en condiciones de arriesgar. Y esto pasó ayer:


El punto de inflexión de estos bonos fue notorio. El Bonar 2024 (AY24D) pasó del -1% a casi neutro, mientras que el Discount Dólar Ley Argentina (DICAD) pasó de casi -2% a medio punto porcentual arriba. Desde ya que se trata de una señal importante que debe tener continuidad en el día de hoy, pero sí nos ha dado un margen de seguridad adicional para comprar acciones.

En virtud de ello, y sin desmerecer la continuidad de un escenario de alto riesgo, es que los suscriptores de Mercado en 5 Minutos PRO recibieron el Alerta pertinente durante el día sobre tres activos del mercado local.

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>