Decodificando la Psicología de Masas (Parte II)

Hoy finalizaremos con esta segunda entrega relacionada al análisis del comportamiento de masas (si no leyó la primera parte, puede hacerlo acá). Muchos inversores cometen el error de pasar por alto este tema, y luego caen presos de este comportamiento. La única manera de formar parte de la elite del 5% que gana sistemáticamente en la Bolsa es atando todos los cabos.

Sigamos entonces con la explicación…

¿Cómo la prensa influye sobre el mercado?

Cuando el mercado sube, los medios de comunicación comienzan a contarnos las causas de esa suba con lujo de detalles y empiezan a proyectar escenarios cada vez más positivos. El optimismo reinante logra que las malas noticias, que antes lograban tumbar mercados, pase inadvertida. Cuando esa alegría está instaurada en el mercado haciéndonos creer que las vacas vuelan, es entonces cuando el mercado está listo para pegar la vuelta y comenzar a bajar.

Y lo mismo ocurre en períodos de baja. Cuando el mercado cae, y los mínimos son cada vez más bajos y el pesimismo se vuelve cada vez mayor. Allí salen los medios de opinión masivos y los analistas a advertirnos y a contarnos los porqués de esa baja, las razones de su profundización y las proyecciones catastróficas de continuación de baja. Hasta que el sentimiento negativo nos invade a todos, el terror se instaura, nadie compra, todos venden, los mercados están por el piso y nuevamente el mercado está listo para revertir su tendencia de bajista a alcista.

Debemos saber también que uno de los primeros signos de que la tendencia se agota es la interpretación de las noticias por los agentes en el mercado. A medida que las buenas noticias no son aceptadas con el mismo optimismo que durante la tendencia alcista y las malas noticias por el contrario son rigurosamente escuchadas por el mercado, es porque la tendencia se revirtió y comienza la baja.

¿Cómo leer las Noticias? 

Considero que las noticias son necesarias leerlas, ya que no adhiero en un 100% en aquellos que dicen que solamente mirando un gráfico uno ya tiene toda la información del mercado. Una vez dicho esto, tampoco “me caso” con el contenido informativo que los medios de comunicación transmiten ya que siempre tienen un sesgo bajista o alcista.

La experiencia nos ayudará a comprender y a analizar bien lo que hay detrás de las noticias o los hechos, así como las consecuencias que podrán tener estos últimos; como así también reconocer también lo que se silencia. Es importante que sepamos que los comentarios que los diarios le dedican a la bolsa muchas veces no tienen ninguna importancia.

Con el tiempo nos daremos cuenta de que muchas veces lo que abunda en noticias financieras daña, ya que nos confunden con tantas opiniones desencontradas o lo que es peor si están monopolizadas.

En fin, debemos tomar las noticias con un cierto grado de escepticismo, siendo muy cuidadosos y leyendo entre líneas que nos quieren decir para luego reflexionar sobre lo que se esconde tras ellas y así llegar a tener una visión critica para clarificar nuestras decisiones.

Los falsos “adivinos” 

Es muy común que nos sintamos atraídos en escuchar las opiniones de los expertos que operan y hacen informes de research en los mercados ya que nos dan como una sensación de seguridad hacia donde puede ir el mercado y de este modo pensamos que de seguir sus consejos podremos operar con mayor éxito.

Pues bien, les recomiendo que no les demos demasiada consideración a sus opiniones, ya que ni tan siquiera el mejor científico en economía puede analizar con justeza las tendencias bursátiles. Ya lo dijo Voltaire: “Es más fácil escribir sobre el dinero que hacerlo”.

O como lo explica Kostolany “No hay gurúes bancarios y profetas sino tan solo astrónomos y soñadores”. En cada esquina acecha un consultor de inversión que ofrece una alternativa de inversión con la que se estará aparentemente protegido contra la inflación, deflación, quiebra o cualquier otra crisis.

Un ejemplo muy patente de los antes dicho, lo sufrió el propio inversor Nicolás Darvas comentado en su libro “How I made u$s 2.000.000 in the stock market”. En el libro, Darvas nos cuenta su historia de como logró hacerse millonario invirtiendo en el mercado de valores. El hecho en sí es asombroso, dado que, si bien él había estudiado economía en la Universidad de Budapest, se dedicaba a otra actividad: era bailarín profesional.

Darvas viajó por todo el mundo presentando su baile en los principales teatros. Se comunicaba con sus corredores mediante telegramas. Al regresar a Nueva York, ya con una pequeña fortuna (medio millón de dólares), decidió seguir invirtiendo pero desde una oficina de “Corredores” profesionales en esa ciudad. La influencia del medio, los corredores y asesores bursátiles de Wall Street hizo que Darvas sufriera grandes pérdidas.

Ante esta crisis, decide volver a lo que le había funcionado: comienza a bailar nuevamente alejándose del ruido de Wall Street. Desde 1957 a 1958 y durante un plazo de 18 meses volvió a comunicarse con los corredores vía telegrama como lo hacia antes, dormía cuando Wall Street trabajaba, y trabajaba cuando el mercado estaba cerrado. Para fines de 1958 llego a convertir u$s 25.000 en u$s 2.450.000 en la Bolsa de Valores.

Si bien puede parecer un ejemplo muy antiguo, cuando uno descubre que otros grandes operadores bursátiles, han amasado una gran fortuna alejados de la gran manzana (Manhattan) es entonces cuando se termina de entender el poder influenciador que tienen los medios de comunicación, las casas de bolsas, en nuestras operaciones.

Tanto Warren Buffett o John Templeton decidieron no vivir en New York, precisamente para mantenerse alejados de bullicio del mercado. Buffett nació y vive en Omaha, Nebraska y Templeton nació en Tenessee y paso gran parte de su vida operando en Bahamas donde allí falleció en 2008.

Para concluir no estoy diciendo que todos los asesores o medios de comunicación sean malos y que no haya que prestarles atención, simplemente debemos ser conscientes que es uno, quien tiene que sacar las propias conclusiones respecto a la dirección de mercado y no otros por nosotros.

Un saludo cordial.

Germán

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>