El paradigma de las empresas exitosas

Cuando hoy pensamos en las empresas más grandes del mundo y como han obtenido esa riqueza, pensamos en empresas ligadas a la tecnología sin ningún lugar a dudas. Hoy los grandes jugadores del mercado son empresas con ideas disruptivas que han cambiado nuestras vidas y la forma en que hacemos muchas cosas.

En el año 2006, de las 10 empresas de mayor capitalización bursátil (cantidad de acciones multiplicada por su precio) 4 eran petroleras, 2 eran bancos, otras 2 eran grandes industrias, y de las restantes, una era una gran cadena de supermercados y la otra estaba ligada a la venta de software.

No fue hace tanto, pero mucho ha cambiado. Casi ninguna de las 10 mayores empresas del mercado en 2006 ha logrado mantenerse en ese ranking. Con la excepción de Microsoft, las restantes 9 han perdido fuertemente su posición por no haber podido adaptarse o simplemente porque las empresas relacionadas con las nuevas tecnologías los han superado.

Incluso para grandes empresas tecnológicas, no ha sido fácil mantenerse a la vanguardia del desarrollo.

Un caso paradigmático en este sentido ha sido IBM, la cual supo ser una empresa de vanguardia y excelencia tecnológica en la cima de su esplendor. Pero no pudo mantener su liderazgo y fue cayendo poco a poco en desgracia. Por dar un ejemplo, este año logro cortar una racha de 22 trimestres consecutivos con caídas en sus ventas como podemos observar del gráfico a continuación (en rojo las ventas y en amarillo el precio de la acción).

Hace tiempo que IBM se dio cuenta que necesita reconvertir su negocio y cambiar si quiere volver a ser algo de lo que supo ser.

Por eso no nos sorprendimos cuando este domingo se conoció la noticia de que IBM comprará a la empresa Red Hat, una de las principales empresas que ofrecen software de código abierto. La compra será por un total de U$S 34.000 millones, convirtiéndose en una de las mayores compras en el mundo financiero, y sin duda la mayor dentro de las empresas tecnológicas.

Red Hat proporciona almacenamiento, plataformas de sistemas operativos, middleware, aplicaciones, productos de administración y servicios de soporte, capacitación y consultoría. Que sea de código abierto, significa que su código de programación está disponible para que terceros lo inspeccionen y verifiquen, lo que hace distintiva a la compañía.

El objetivo de IBM es potenciar aún más sus servicios en la “nube” y convertirlo cada vez más en el eje de su facturación. De hecho, busca que cada vez más empresas migren sus servicios a la nube como una forma de abaratar sus costos, y en donde IBM pueda posicionarse como la principal proveedora e estos servicios.

La propia empresa destaca que el primer gran nicho para ofrecer estos servicios está en un 80% de sus clientes actuales, donde se estima que solo tienen un 20% de sus productos en la nube.

Como vemos hay espacio para aprovechar e impulsar el cambio tecnológico. Pasar a usar la nube, significará para estas empresas reducir costos de logística y mantenimiento de servidores, equipos y todo lo necesario para el procesamiento de los datos por esta vía.

La noticia tiene importancia porque nos muestra como las empresas del pasado tienen que intentar reconvertirse para mirar al futuro.

Hace tiempo que IBM intenta reposicionarse y volver a sentarse en la mesa de las grandes empresas tecnológicas. Para hacerlo, debe abandonar el modelo de negocios que lo ha llevado de ser un gigante indiscutible a una empresa importante, pero en constante retroceso, tanto tecnológico como de valor de mercado.

Esto es lo que ha encarado la CEO actual Ginni Rommertty, que incluso llego a afirmar a principios de este año que IBM ya no es la empresa que era hace 10, 5 y hasta 3 años atrás. De hecho, es una de las empresas que más ha estado invirtiendo en el desarrollo del blockchain como una forma de reconvertir su negocio.

El tiempo dirá si IBM logra ser, al menos en parte, lo que fue.

Es el símbolo de un nuevo paradigma que nos marca algo que es fundamental en estos tiempos, y es que, la forma en que las empresas lograrán sobrevivir e imponerse es innovando. Apostar por nuevas tecnologías y entender hacia dónde va el mercado, el consumo y las nuevas tendencias es la forma de poder ser una potencia hoy en día.

La prueba de los cambios está en observar como se ha modificado el ranking de las empresas de mayor capitalización bursátil. En la actualidad ya no hay ninguna petrolera o empresa industrial en ese top 10. Apenas si queda un banco en esa lista, y la mayoría está ligada a la tecnología y a nuevas formas de consumo.


Para que tomemos dimensión de cómo han crecido estas empresas, Amazon creció más del 4400% desde el 2006, Google más del 500% y Apple más del 1600%. Realmente impresionante.

El perfil de estas compañías, además, es totalmente diferente al de hace una década atrás. Internet ha revolucionado todo hasta ser la piedra angular de las más grandes compañías del mundo. Pero no solo internet, hoy parece que los cambios pasan por producir ideas, novedades o activos intangibles.

Por ejemplo, las empresas ya no necesitan tener muchos activos físicos para ser las más valiosas del mercado. Ya no tenemos que asociar a grandes fábricas, pesadas máquinas o enormes propiedades con las empresas de mayor valor. Este es el motivo por el que los hombres más ricos de hoy en día, no son dueños de empresas como la Standard Oil o la US Steel.

La manera en que las empresas generan dinero ya no es igual. Por ejemplo, Apple no fabrica sus teléfonos, los diseña y con eso tiene muchos mayores resultados que los fabricantes. No tiene una gran fábrica como tenían las grandes empresas de otros tiempos. Ya no existe algo similar a lo que era Detroit para Ford.

Los ejemplos de grandes empresas sin activos físicos son muchos y muy conocidos, Uber, Airbnb, Amazon, etc.

Los nuevos millonarios son emprendedores e innovadores. Buscan cambiar nuestras vidas a través de la tecnología.

Desarrollan formas creativas de usar hábitos ya existentes y facilitarlos para montar su negocio. Tratan de conectar a la mayor cantidad de personas para obtener la mayor ganancia.

Sin que nos demos cuenta, nuestro mundo ha cambiado considerablemente y hemos adquirido nuevos hábitos y costumbres gracias a estos visionarios y sus nuevas tecnologías.

Por eso aquellos que no innoven o busquen hacerlo se irán quedando atrás…

Saludos Cordiales.

Ariel Walovnik.

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

 

Sobre el autor

Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>