El activo que nunca debe faltar en la cartera

Hoy todos los argentinos nos levantamos un poquito más orgullosos. La organización del G-20, la principal cita mundial de los presidentes más importantes del globo, fue realmente un éxito. Creo que ni el más optimista del Gobierno de Cambiemos soñaba con semejante nivel de excelencia en lo que fue el evento internacional más trascendente para Argentina en muchos años.

Desde ya que hoy la difícil situación económica del país continúa y nada ha cambiado de fondo. Pero creo que todos tenemos, al menos, un poquito más de energía para tratar de cambiar definitivamente nuestro rumbo hacia el futuro.

Así como también los inversores a nivel global han renovado su optimismo tras la “tregua” entre China y Estados Unidos respecto la guerra comercial.

Esto permite que Wall Street avance un 2%, el petróleo se recupere un 4% y las monedas emergentes mejoren sustancialmente. Sin embargo, todo esto es coyuntural, por lo que no debemos desviarnos del foco más largoplacista…

Ser un inversor profesional y disciplinado implica poder manejar las emociones. Y sin dudas que situaciones como las que vivimos semanas atrás, e incluso la misma jornada de hoy, nos ponen a prueba.

Así como en el caso argentino la cumbre del G-20 no soluciona nada de fondo, lo mismo rige para las cuestiones de tensión globales. Todo lo que ocurrió el fin de semana son atisbos positivos que van en la buena dirección, pero se necesita confirmación a lo largo de las próximas semanas.

Una de las armas mejor guardadas que tienen los inversores que han sobresalido y tenido éxito a través del tiempo ha sido la liquidez.

¿Por qué es tan importante la liquidez en un portafolio?

1. El efectivo en la cartera nos permite contar con un activo que ofrece seguridad y protección a la baja en el portafolio. Por ejemplo, en momento de mercados bajistas caen fuerte tanto las acciones como los bonos y tener una porción de “cash” entre las inversiones permite compensar dichas caídas.

2. La liquidez ofrece contar con recursos para aprovechar oportunidades inesperadas que suelen abrirse en los mercados cuando se comportan de manera irracional. En este sentido, el inversor podrá conseguir valor en sus inversiones a un precio muy por debajo del mismo. La liquidez resulta, entonces, súper necesaria.

3. Este activo ofrece flexibilidad financiera. Cuando los mercados sucumben o las condiciones del crédito se vuelven mucho más restrictivas, tener en la cartera efectivo es un plus, sobre todo por si necesitamos el mismo por cuestiones extraordinarias.

La pregunta que sigue es, ¿qué porcentaje de liquidez debemos tener del total del ahorro?

Allí la respuesta es bastante subjetiva ya que está vinculada con dos cuestiones fundamentales:

a. El perfil de riesgo de cada inversor.

b. La situación de los mercados internacionales.

En el primer caso, cuanto mayor es la aversión al riesgo, más alto es el porcentaje de liquidez en el total de la torta de las inversiones. En tanto, respecto a los mercados globales, cuanto más incierto es el panorama del rumbo de las bolsas, más participación tiene la liquidez en la cartera total. Bajo un escenario de estabilidad y de un inversor con un perfil de riesgo moderado, la cartera modelo debería dividirse según estas categorías:

Así, entre un 15% y 20% de liquidez parece lo recomendable para un inversor promedio, sobre todo considerando los diferentes escenarios que se pueden dar en el corto y en el mediano plazo.

Liquidez es distinto a inacción

Un último concepto importante que debe estar presente en el inversor es que liquidez es muy distinto a la inacción. La liquidez que subyace en el portafolio de inversiones no debe estar descansando allí hasta que la apliquemos, sino que por el contrario debe ser invertida.

Sabemos de los riesgos que existe en tener dinero en el portafolio sin que esté trabajando por usted, donde la inflación es la principal amenaza para el poder adquisitivo del mismo. Si bien en el mundo convivimos con una tasa de suba del nivel general de precios de 3%, en Argentina no podemos decir lo mismo.

Desde ya que la liquidez debe ser invertida en instrumentos que rápidamente nos permitan tener a disposición los fondos de manera tal de conservar las propiedades mencionadas anteriormente.

Para ello, existe lo que se conocen como fondos de dinero o money markets. Estos fondos están disponibles en cualquier broker del exterior donde uno puede autorizar a invertir los excedentes líquidos allí. Tienen una liquidez inmediata y permite ganar un pequeño interés producto de los activos que devengan una tasa y que forman parte de la cartera de estos fondos.

En Argentina, existen los Fondos Comunes de Inversión (FCI) con rescate inmediato que cumplen esa función. Estos FCI invierten en plazos fijos, cauciones, letras de corto plazo, etc., y permiten al inversor proteger esos excedentes de la inflación.

En síntesis, ser un inversor exitoso no implica solo elegir bien los activos que incorporamos a la cartera sino que también implica saber proteger la cartera con una parte de liquidez e invertir la misma para que el dinero siga trabajando por usted en todo momento.

A su lado en los mercados.

Diego Martinez Burzaco

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>