A esto lo llamo “la limitación de segundo grado”

• El arte de la superación
• Obstáculos de segunda instancia
• El gurú adecuado

De chico era bastante tímido.

Cuando terminé primer grado en el Colegio José Manuel Estrada de Banfield, la maestra (en aquel entonces le decíamos “señorita”) se reunió con mis padres y les dijo:

“Diego es un chico formidable, muy buen compañero, aplicado y sumamente inteligente… pero es algo tímido y eso le va a traer muchos problemas”.

Tenía toda la razón.

Me costaba mucho hablar en público, me sonrojaba fácilmente y me impedía poder desempeñarme con plenitud. Me llevó mucho tiempo superarlo.

Fue la experiencia y el haberme relacionado con las personas adecuadas, lo que me hizo entender que debía tener mayor seguridad conmigo mismo, eso me daría la confianza suficiente como para superar esa limitación social.

La timidez fue mi limitación de primer grado.

Ahora bien… limitaciones hay en cualquier ámbito de la vida.

Tan solo piense en los obstáculos que una persona debe superar a medida que se va convirtiendo en inversor y cómo necesita ese “empujón” de confianza para dar un paso hacia adelante.

Cuando comencé a invertir tenía muchas dudas. Las mismas que mucho tiempo después tenían los clientes con los que interactuaba en la Consultora donde trabajaba.

En una primera instancia, uno suele decir: “¡No entiendo nada de inversiones, esto no es para mí!” o también… “No tengo suficientes ahorros para poder invertir, esto es solo para gente que entiende del tema”.

Es muy típico.

La realidad es que este tipo de afirmaciones son limitaciones que uno mismo crea, por el miedo a lo desconocido y el temor a equivocarse.

Cuando comencé a invertir, superé esas barreras no solo capacitándome, sino también al relacionarme nuevamente con las personas adecuadas.

Le hablo de profesionales con amplia experiencia en los mercados bursátiles, que me permitieron no solo dar un paso más allá como inversor, sino también haber podido crecer como profesional de las finanzas.

Estas limitaciones que atraviesa un inversor en primera instancia, son las limitaciones de primer grado.

Sin embargo, a medida que uno va creciendo como tal, van apareciendo nuevas limitaciones y grandes desafíos para avanzar a una etapa superior.

De esto le quiero hablar hoy.

Lo llamo “La limitación de segundo grado” y tiene que ver con el manejo de la información correcta.

Usted sabe que todo inversor debe tener cierto criterio analítico, y para ello necesita manejar información confiable. Eso le dará mayor seguridad a la hora de tomar una decisión.

Sé que puede ser difícil discernir entre el abanico enorme de información que hay disponible hoy en día.

Pero créame que es un punto muy delicado y determinante.

Puede encontrarse con Información falsa, errónea o manipulada. Y esto puede llevarlo a tomar una mala decisión de inversión. Con lo cual, creo que es una de las formas más comunes de atentar contra la gestión eficiente de su capital.

Para superar este problema, usted debe saber que la información que está al alcance de su mano puede ser algo nociva.

Déjeme ilustrarle 3 puntos que lo ayudarán a comprender esto de lo que le estoy hablando.

Como primer punto, podemos ver el criterio analítico que se encuentra en las notas de los principales portales de comunicación, a partir de la injerencia de periodistas especializados en economía y NO de inversores con trayectoria comprobable en el mercado. 

Se suele hablar de temas casi irrelevantes para un inversor, tergiversando los problemas de fondo que sufre la economía y las principales variables económicas de nuestro país.

Este criterio se utiliza debido a una lucha de intereses. Los principales periódicos llegan a un público demasiado masivo, y el negocio está totalmente condicionado por la rentabilidad que genera la publicidad de sus anunciantes.

Eso hace que sean “políticamente correctos”, no entregan ningún valor agregado al inversor más que conceptos generales, en línea con los intereses de sus anunciantes, que financian las ediciones.

Aquí podría mencionarle la influencia de las entidades bancarias, las compañías de tarjetas de crédito, las aseguradoras y grandes monopolios vinculados al consumo.

Como segundo punto, le diría que las redes sociales son como un “agujero negro” en la que circula cualquier tipo de información, carente de veracidad y sin demasiado rigor analítico.

Esta información debe tomarse con mucha cautela, suele estar cargada de datos sin chequear y con la exposición de números cuya fuente se desconoce o no se menciona.

Con lo cual, debe ser muy estricto respecto a quién seguir en Twitter o en Facebook.

En un tercer punto, podría hablarle de casos más extremos.

Si bien son casos aislados, hay mucha manipulación de activos que forman parte del folclore del mercado. Eso existe y se potencia sobre todo en aquellos mercados tan débiles como el nuestro, y como en todo ámbito de la vida, hay gente que intenta sacar provecho de eso.

¡He visto gran cantidad de casos donde se grita a viva voz “Comprar, comprar, comprar”, ¡justo cuando los activos están caros y grandes jugadores quieren desarmar posiciones!

Cuando usted está convencido de comprar ese activo, seguramente lo estará haciendo en máximos históricos, y eso podría significarle un dolor de cabeza para su portafolio.

Hasta los brókers de bolsa están condicionados por su propio negocio más que en defender el capital del cliente. Piense que la rentabilidad de un bróker es que usted mueva la cartera independientemente del resultado, y así poder cobrar mayores comisiones.

Entonces, usted se preguntará… ¿cómo encuentro información financiera en la cual pueda confiar?

Bueno es el gran desafío del inversor y es la limitación de segunda instancia que usted debe superar.

Para ello, en primer lugar, debe guiarse siempre con información basada en datos oficiales y debe tener en cuenta que la interpretación de los mismos puede variar según los intereses de quienes los utilizan.

En tal caso, hay varias consultoras independientes, que no tienen conflictos de intereses, ni están sujetas a condicionamientos de ningún tipo.

Esa es una de las virtudes del Grupo Editorial Mercadoen5Minutos, un grupo totalmente independiente, despojado de cualquier tipo de condicionamiento, que tiene la libertad de expresar lo que realmente cree más conveniente para las finanzas del inversor.

No tiene convenios con un agente de bolsa en particular, no contiene publicidad más que la de sus propios productos, ni administra las carteras de ningún suscriptor.

Solo comparte sus ideas de inversión a través de suscripciones, basadas en un equipo de profesionales con amplia trayectoria en el mercado.

Y en este sentido, los valores que persigue este grupo editorial están basados en la experiencia de Diego Martínez Burzaco, que a mi juicio es uno de los analistas más experimentados del mercado local.

Compruébelo usted mismo accediendo a la versión PRO de este newsletter.

Estoy seguro que le ayudará a olvidar esa limitación de segundo grado, y tener la información que necesita para potenciar sus inversiones.

Un cordial saludo

Diego Matianich

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

 

Sobre el autor

Avatar
Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>