Mis 8 reglas para detectar dividendos espectaculares

• La responsabilidad de saber elegir
• Todo se resume a 8 reglas
• Póngalas en práctica 

La vida es un camino lleno de elecciones.

A medida que crecemos como personas, nos topamos con nuevas responsabilidades que implican tomar importantes decisiones.

En muchas circunstancias, solo vemos una opción disponible. Ya sea porque nos dejamos llevar por lo que los demás creen que es lo correcto, porque no somos capaces de ver otra alternativa o porque estamos totalmente seguros de lo que hacemos.

Pero cuando manejamos dinero, una mala elección puede ser el desencadenante de nuestra muerte financiera.

¡No es para que se asuste! Lo que le quiero decir es que debemos ser responsables de las elecciones que tomamos.

Usted sabe que me gusta invertir en empresas de dividendos, y aunque parezca algo sencillo… realmente no lo es. Podría enumerarle miles de ejemplos de compañías que pagan dividendos y son realmente perjudiciales para su salud financiera.

Durante mis años de experiencia como analista, he analizado los factores por los cuales se pueden determinar cuáles son las mejores acciones de crecimiento de dividendos para un inversor de largo plazo, para poder elegir exactamente qué acciones comprar y vender.

Me basé no solo en investigar casos concretos en el mercado, sino también en la filosofía de inversión de los inversores más exitosos de todos los tiempos.

He apilado sus principios basados en el sentido común, con ideas simples y aplicables en cualquier circunstancia, para elaborar lo que yo considero las 8 reglas para detectar dividendos espectaculares.

De esta manera, estoy seguro que podrá tomar mejores decisiones de inversión.

Avancemos…

Regla # 1: Busque compañías de calidad

Es primordial invertir en acciones de alta calificación. Y en este punto me refiero a aquellas compañías que tienen un comprobado historial de estabilidad, crecimiento y rentabilidad a largo plazo. No hay ninguna razón para invertir en compañías que no cumplan con estas características.

Para ello, una de las primeras cosas que tiene que ver en una compañía, es su historial de dividendos y cómo se ha mantenido (o no) su política de distribución a lo largo del tiempo.

Regla # 2: Detecte valor a precios justos

A la hora de elegir entre dos o más compañías, usted debe priorizar aquellas que le paguen la mayor cantidad de dividendos por cada dólar que invierta. En igualdad de condiciones, cuanto mayor sea el rendimiento del dividendo, mejor.

Pero hay un detalle muy importante a tener en cuenta. Y esto tiene que ver con la filosofía de inversión que deriva de las enseñanzas de Benjamin Graham sobre la inversión en valor (Value Investing).

Ponga el eje en acciones de compañías que coticen por debajo de sus múltiplos de valuación históricos, eso le permitirá evitar pagar sobreprecios y potenciar su rendimiento.

Regla # 3: No olvide el margen de seguridad

Si una empresa distribuye todos sus ingresos a través de dividendos, no tiene margen de seguridad. Cuando las cosas se ponen difíciles, como por ejemplo en un contexto de recesión, una de las primeras medidas que toman las empresas para paliar los desajustes financieros, es reducir el dividendo.

A su vez, las compañías que realizan grandes recompras de acciones, generan un aumento significativo de sus flujos de efectivo. Cuando el escenario en el que la firma está inmersa se complica, el dinero que se utilizó en la recompra de acciones, se puede utilizar para respaldar el dividendo, creando lo que se conoce como el margen de seguridad.

Además, una empresa que recompra sus propias acciones, es un claro indicio de que su directorio considera que las acciones están subvaloradas (o, como mínimo, a valor razonable).

Regla # 4: Dele importancia al crecimiento sostenido

Invierta en compañías que hayan demostrado un crecimiento sólido a lo largo del tiempo. Si una empresa ha mantenido una tasa de crecimiento elevada durante varios años, es probable que continúe haciéndolo. Cuanto más crezca ese negocio, más rentable será su inversión.

Siempre analice las estimaciones de crecimiento de sus ganancias por acción. A veces no es tan sencillo realizar este tipo de proyecciones, pero en tal caso, realice estimaciones de crecimiento de sus ingresos por acción o de sus dividendos por acción.

Eso le dará una visión a futuro del desempeño del negocio de la compañía.

Regla # 5: Busque cualidades defensivas

A la hora de incorporar nuevas compañías a su portafolio, no olvide aquellas que los inversores más conservadores apuestan durante períodos de crisis y turbulencias económicas.

Cuando la incertidumbre y el pánico se apodera del mercado, este tipo de firmas son ideales para equilibrar rendimientos, ya que sus precios son relativamente más estables que el promedio del mercado en el largo plazo.

Analice los niveles de volatilidad histórica y el coeficiente beta de cada compañía respecto al índice en el cual opera.

Regla # 6: Deje de lado negocios sobrevalorados 

Si a usted le ofrecen US$500.000 por una casa que está valuada en US$200.0000, no debería dudar en venderla. Lo mismo sucede con una acción.

Si puede vender una acción por mucho más de lo que vale, debería hacerlo. Tome ganancias para poder reinvertirlo en otros negocios que pagan dividendos más altos.

Unos de los indicadores que suelo tener en cuenta para analizar qué tan elevado es el precio de una acción, es el Price Earnings (P/E), es decir, el valor que índice cuántas veces se está pagando el beneficio neto anual de una empresa determinada al comprar sus acciones.

Calcule el P/E histórico de la firma, compárelo con el actual y con el de sus competidores. De esta manera podrá saber si está pagando un precio razonable.

Regla # 7: Abandone compañías que pierden competitividad

Esto es muy simple. Si una compañía que posee en su portafolio, decide reducir su dividendo, le está pagando menos en vez de más. Esto es lo contrario de lo que debería suceder.

Cuando sucede un evento de estas características, significa que el negocio de esa compañía ha perdido su ventaja competitiva. Usted debe vender esas acciones, y utilizar la ganancia en un negocio más estable.

En un mundo ideal, determinadas señales en las presentaciones de resultados podrían alertarlo de una decisión así, controle si el flujo de efectivo operativo de la compañía comienza a tener problemas.

Regla # 8: Mantenga su portafolio diversificado

Siempre habrá compañías en nuestro portafolio que pese a cumplir con las reglas anteriores, pueden tener un desempeño menor al esperado.

Por este motivo, mantener una canasta diversificada de activos reduce el impacto de malos desempeños y hasta de aquellas elecciones equivocadas que cualquier inversor puede tener.

Estas reglas constituyen los principios básicos que tengo en cuenta a la hora de conformar mi portafolio de empresas de dividendos.

Es la filosofía de inversión que comparto para todos los suscriptores de Renta Vitalicia, con el objetivo de lograr una administración eficiente del capital y generar ingresos constantes a lo largo del tiempo.

Para este año, he elegido compañías que le proporcionarán ingresos durante todos los meses del año.


Puede conocer más acerca de este servicio en este enlace.

Un cordial saludo.

Diego Matianich

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Avatar
Sistemas IG

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>