Nada parecido a Enero de 2018

• La Bolsa en mi teléfono móvil
• Por qué es distinto este comienzo de año
• Cómo aprovechar las “gangas” actuales

Históricamente, la primera semana de enero ha sido una en la cual la actividad bursátil presenta muy baja intensidad. Desde 2002, año en que comencé a codearme con la Bolsa y los mercados, siempre ha sido así. Las excepciones fueron enero de 2009 y el primer mes de 2016, donde las acciones, por distintos motivos, tuvieron pérdidas catastróficas.

Pero sin considerar estos eventos extraordinarios, generalmente rige la calma. Las grandes mesas de dinero ponen el cartel “cerrado por vacaciones” mientras que los inversores minoristas más importantes apenas siguen las cotizaciones de sus celulares desde las playas de Punta del Este, Miami o cualquier otro balneario exclusivo.

Los teléfonos de las sociedades de Bolsa apenas suenan y casi todos planifican su año a partir de febrero.

Sin embargo, mi teléfono ha estado extremadamente activo la semana anterior. En la actualidad participo de cuatro grupos de Whatsapp especializados en inversiones en Bolsa. Y créame que el movimiento ha sido más que intenso.

Desde ya que esto tiene que ver con dos motivos: el primero de ellos es que siempre que comienza un nuevo año, aunque no cambie nada de fondo, se renuevan las esperanzas (sobre todo después de un 2018 muy duro); el segundo, porque el año comenzó con fuertes subas en el mercado local y en Wall Street. Y cuando las cotizaciones acompañan, los ánimos para hablar de Bolsa son otros.

Pese al optimismo, algunas voces de precaución se alzaban entre los mensajes de cada grupo de inversiones. Esa cautela se podía sintetizar en la siguiente frase:

“Hay que tener mucho cuidado con la exuberancia y el optimismo. El año pasado el mercado comenzó exactamente igual, con las bolsas volando y luego sabemos todo cómo terminó.”

Entiendo que muchos inversores, sobre todo los que hicieron sus primeras armas en la Bolsa en estos años, han quedado extremadamente sensibles respecto la gran corrección del 2018. No es para menos, ya que nunca antes habían visto semejante caída.

Uno de los mercados alcistas más largos de la historia había confundido a una gran parte del espectro inversor, haciéndolos bajar la guardia y llevándolos a pensar que ganar dinero en la Bolsa era muy fácil.

Obviamente, no fue así. Y nunca lo será.

Para poder ganar dinero con las inversiones se necesita conocimiento, timing y racionalidad. La combinación de este trío es el que permite obtener los resultados buscados en el plazo que uno determina.

Pero más allá de lo anterior, lo que quiero resaltar hoy es la respuesta que brindé a esa porción de inversores que aún estaban escépticos con lo que ocurrió en el mercado la primer semana de 2019.

Mi conclusión fue: Enero de 2019 no se parece a Enero de 2018.

Las explicaciones, a continuación…

1- En Wall Street, la situación es muy distinta. A comienzos de 2018, el mercado continuaba con su tendencia alcista muy fuerte, sin insinuar una corrección y con una volatilidad acotada. En 2019, el principal mercado del mundo viene de “amagar” con un mercado bajista (20% de caída desde su máximo histórico) y con una volatilidad en aumento.

2- La política monetaria restrictiva de la Reserva Federal se encuentra en una etapa completamente distinta. En 2018 se descontaba un ajuste de la tasa de interés (de hecho, el costo del dinero se ajustó en cuatro oportunidades), mientras que en 2019 apenas se prevén dos ajustes, aunque el mercado tiene muchas dudas sobre el margen de maniobran de la Fed en un contexto de desaceleración económica.

3- A nivel regional, en la principal economía por tamaño, Brasil, soplan vientos de cambio. Mientras que en 2018 aún se sentían los coletazos de la recesión y se verificaba incertidumbre política por las elecciones, en 2019 el mercado claramente dio un guiño de apoyo a Jair Bolsonaro que, con un discurso mucho más pro-mercado, también convenció al empresariado y al consumidor de ese país.

4- Finalmente, a nivel local también la situación es completamente distinta. Pasamos del irracional optimismo económico de comienzos de 2018 a un profundo pesimismo en la actualidad. A nivel bursátil, con la estrepitosa caída de las acciones, pasamos de una relación Precio / Ganancia de 26,1 veces el 5 de enero de 2018, a uno de 8,71 veces al cierre del viernes, según los datos del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC).

El punto anterior refleja que en función de las ganancias de los últimos 12 meses, las acciones argentinas que componen el índice Merval se encuentran cotizando a un tercio de la valuación que mostraban hace un año atrás, aunque claramente las expectativas futuras también son muy distintas.

A pesar del pesimismo económico reinante, las acciones locales NO están carascomo sí lo estaban un año atrás.

Sin embargo, a pesar de las diferencias que desarrollé anteriormente entre un enero y otro, creo que hay un elemento cualitativo sustancial que explica por qué este primer mes de 2019 puede ser distinto: el riesgo país.


Mientras que en la primera semana de enero 2018, el riesgo país subió de 349 puntos básicos a 365 puntos básicos, en 2019 la tendencia fue la opuesta: pasó de 829 bps a 730 bps.

La contrapartida del riesgo país es la demanda de bonos soberanos argentinos. Cuando sube la prima de riesgo, los bonos están cayendo de precio (la oferta es más grande que la demanda) y viceversa. De esta manera, y sin descartar que el nivel de riesgo actual es muchísimo más alto que el de hace un año, hoy los inversores están comprando bonos mientras que en enero de 2018 estaban vendiendo fuerte, lo que anticipó el derrumbe de las acciones.

Así, la baja del riesgo país permite ilusionarnos con una continuidad de corto plazo en el precio de las acciones, dando a oportunidades lucrativas para la cartera. En nuestro servicio Mercado en 5 Minutos PRO, ya hemos cerrado operaciones de más de 10% de retorno en dólares en apenas unas semanas. El timing para abrir y cerrar posiciones es clave y a eso nos dedicamos en dicho servicio.

Si está interesado en el mismo, puede ver de qué se trata haciendo clic acá. 

A su lado en los mercados.
Diego Martinez Burzaco

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Avatar
Mercado en 5 Minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>