No deje de leer acerca de este mito bursátil

• Un factor clave en finanzas
• ¿Creación de valor o trampa contable?
• Una señal positiva
• ¿Subvaluación?

0:30 | Puede ser un problema
Saber manejar los excedentes de efectivo es un factor clave en finanzas.

Puede ser una situación más que favorable para un negocio que recién se pone en marcha, pero a la larga, si no se administra el sobrante de efectivo correctamente, puede transformarse en un verdadero problema.

Por eso mismo, los directivos de grandes compañías que tienen una importante generación de caja, deben ser muy eficientes en el manejo de los excedentes de liquidez. 

En este sentido, las decisiones sobre el destino de los fondos suele estar asociado a diversas alternativas, como mantener el efectivo en el balance para tener cobertura ante posibles contingencias, reinvertir en el propio negocio, adquirir empresas estratégicas, reducir el margen de deuda, hacer distribuciones de dividendos o recomprar sus propias acciones.

La decisión dependerá de los objetivos que el directorio de la compañía se proponga, en virtud de lo que crea más adecuado para el futuro de la misma.

Sin embargo, en lo que tiene que ver con la recompra de acciones propias, hay un fuerte dilema entre los inversores. 

1:40 | El mito de la recompra
La mayoría de los inversores creen que cuando una compañía está recomprando sus acciones, está generando valor para el accionista.

Aquí hay que aclarar algo.

Supongamos que la compañía “XWZ” está dividida en 100 acciones, en donde usted es el propietario de 10 acciones (la décima parte de la empresa) y la misma decide recomprar una cantidad de 10 acciones.

A partir del momento en que se lleva a cabo la operación, la empresa “XWZ” estará compuesta de 90 acciones, y usted seguirá teniendo sus 10 acciones pero ahora siendo el propietario del 11,1% de la compañía.

Con este sencillo ejemplo, verá que como resultado de la recompra y reducción de acciones por parte de la empresa, usted tendrá una mayor participación en la misma.

Ahora bien, el valor estimado de una compañía está determinado por los beneficios futuros que genere su negocio, y parte de ese valor es el que recibirá el inversor en calidad de accionista y por tener la propiedad de un porcentaje del capital de la misma.

Para tener una aproximación de ese valor, hay determinados criterios de valuación que permiten a partir del balance, interpretar entre “lo que tiene” y “lo que debe” para llegar a una idea del valor en caso de liquidación de la empresa.

Sin embargo, nadie invierte en virtud de lo que vale la empresa en caso de liquidarse, sino más bien en función del crecimiento futuro de su negocio y la proyección de sus beneficios.

La realidad es que contablemente, aunque el número de acciones disminuye, también lo hace el efectivo que se destinó a la compra de las mismas.

Bajo este criterio, no hay ninguna generación de valor en la recompra de acciones por parte de una empresa.

2:50 | Valor en el largo plazo
Lo que es realmente importante en este sentido, más allá de que no hay cambios a nivel contable, es entender la importancia de definir lo que es el “valor de la empresa”.

Éste valor no solo se determina por lo que la empresa tiene ahora, sino por lo que empresa tendrá en el futuro. Lógicamente no vale lo mismo una empresa que tiene activos por US$200 y que gana US$80 millones por año, que otra empresa con activos valuados también en US$200 millones y solo gana US$30 millones.

La realidad es que los accionistas estarán dispuestos a pagar más por la primera empresa que por la segunda. Es por eso que uno de los indicadores más importantes para medir la eficiencia en el manejo de los activos existentes mientras generan ganancias, es el ROA (Rentabilidad sobre Activos). 

Lo que podemos concluir mediante este análisis, es que al tener una participación en el capital de una compañía y por ende de los beneficios futuros de la misma, es que la recompra de acciones propias reduce la cantidad de acciones en circulación y genera mayor valor para los accionistas en el largo plazo.

Es decir, si contemplamos que el inversor está pensando en que la compañía va a generar mayores beneficios en el futuro, disponer de una porción más grande de su capital a través del aumento automático de su participación luego de la recompra, les permitirá obtener una mayor participación en esos beneficios.

3:30 | Una cuestión de fortaleza
Una de las razones principales por la que las empresas optan usar su efectivo en la adquisición de acciones propias, es para proteger el valor de sus acciones en el mercado.

Generalmente, cuando hay un escenario de incertidumbre y volatilidad en los mercados financieros, las empresas tienden a recurrir a esta estrategia para defender el valor de sus activos y demostrar la fortaleza económica de la firma.

Durante el año pasado, ante un escenario hostil que aceleró el fuerte derrape de las valuaciones de las empresas argentinas en Wall Street, comenzó un importante proceso masivo de recompras, principalmente en aquellas compañías ligadas al sector energético, bancario y agropecuario.

En el caso de la firma agropecuaria Cresud SACIFYA (CRESY), el mecanismo de recurrir a las recompras ha sido una de las maneras de reafirmar que la empresa está valuada en el mercado a un valor muy por debajo de su valor teórico, no reflejando así, la realidad económica de los activos en la actualidad.

A pesar del intento por defender el valor de mercado de compañía, las acciones perdieron la mitad de su valor en 2018.

El Directorio redobló la apuesta con el argumento de proteger los intereses de los accionistas e impulsó un nuevo programa de recompras de hasta $300 millones, para adquirir como máximo el 10% del capital social.

La imagen puede contener: texto

Más allá de las señales positivas que pueda dar el Management de la Compañía a través de las recompras de acciones, usted debe saber que si bien este mecanismo es una señal positiva para el inversor, lo que único que garantiza valor al accionista, es el crecimiento de los beneficios de una compañía con el correr del tiempo.

Ante cualquier duda, escríbame a [email protected]

A su lado en los mercados.

Diego Matianich

Si querés recibir la versión PRO, podés suscribirte acá.

Sobre el autor

Avatar
Mercado en 5 Minutos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>